¿HUMIDIFICADOR O DESHUMIDIFICADOR? Todo lo que necesitas saber

por Elvira | lunes 30 de diciembre 2019

En este post te daremos las claves para saber si tu hogar tiene exceso de humedad o por el contrario es demasiado seco. En cada caso necesitarás un humidificador o un deshumidificador. Que un hogar tenga una humedad recomendada es muy importante, ya que a la larga evitaremos problemas de salud y daños materiales en el hogar.

¿ POR QUÉ DEBEMOS CONTROLAR LA HUMEDAD EN EL AIRE DEL HOGAR?

La humedad consiste en la cantidad de agua que contiene el aire en forma de vapor. Para que un ambiente resulte agradable y acogedor, lo más recomendable es tener en casa una humedad relativa de entre un 50% y un 55%.

Por lo general en verano, es normal notar un exceso de humedad provocado por el exceso de calor.

 Con una humedad relativa superior al 60% comienza a aparecer el desagradable moho. Las estancias poco ventiladas tenderán a estar permanentemente húmedas: el lugar ideal para la proliferación de ácaros. Para evitar esto, utilizaremos un deshumidificador.

Normalmente, con el frío y la puesta en marcha del aire acondicionado u otros aparatos de calefacción es notorio un descenso de humedad.

  Con una humedad relativa inferior al 40% comienza a notarse la sequedad en las vías respiratorias y ayuda a la sequedad y agrietamiento de la pintura de las paredes. Para evitar esto, utilizaremos un humidificador.

Esto no quiere decir que en verano necesites un deshumidificador y en invierno un humidificador. Dependiendo de la zona geográfica en la que vivas y el clima necesitarás uno u otro. Por ejemplo, si vives en una zona de costa, es posible que necesites un deshumidificador durante todo el año.

HUMIDIFICADOR

Un humidificador es un aparato que se utiliza para aportar humedad al aire. Evita los problemas asociados con la sequedad que hay en el ambiente, que aumentan con el uso de la calefacción.

Es un elemento muy sencillo, compuesto por un recipiente de agua. Mediante diferentes sistemas, se evapora y pasa a formar parte del aire de la estancia en la que lo tenemos colocado. Con él vamos a mejorar la humedad de la estancia y a favorecer que el aire que respiramos sea menos agresivo para las vías respiratorias.

Un humidificador, ayuda a mejorar el ambiente y evita el riesgo de que los microorganismos que producen  algunas infecciones respiratorias se reproduzcan.

Con él, conseguiremos menor sequedad en el ambiente.

Tipos de humidificador

Hay tres tipos de humidificadores:

  • Humidificador de vapor caliente

    Este tipo de humidificador no necesita obligatoriamente el uso de agua destilada. También se puede usar agua del grifo o embotellada puesto que al ser de vapor caliente. El agua hierve las bacterias y evita que el aire se contamine de estas. Esto provoca un aumento de la temperatura del hogar. Si no tienes precaución existe el riesgo de quemarte, por lo tanto este tipo de humidificador es el menos recomendable si hay niños en casa.

  •  Humidificador de vapor frío

    Funcionan mediante ultrasonidos que evaporan el agua del depósito de forma segura y eficiente. Su ventaja es que también puede usarse en verano y gracias al vapor frío mejora la sensación del aire del lugar. Su única desventaja es que se debe usar solamente agua destilada para llenar su depósito, puesto que al no hervir el agua se pueden transportar al aire algunos microorganismos infecciosos.

  • Humidificador ultrasónico

    Estos, dispersan rápidamente la humedad mediante un transductor que hace vibrar el agua a gran velocidad para descomponerla. Dan como resultado un vapor frío, puro y refrescante. La desventaja, al igual que el anterior, es que solo es recomendable usar agua destilada y hay que estar más pendientes de la limpieza del depósito.

De estos tres tipos de humidificador, nosotros recomendamos el último, el ultrasónico. Además de un mayor caudal de vapor que los primeros, es mucho más silencioso. Esto es de agradecer, sobre todo cuando lo usamos por la noche mientras dormimos.

Este modelo de la marca Habitex, además de generar más vapor que los otros dos tipos de humidificador, es mucho más silencioso. Esto es de agradecer si lo usamos de noche mientras dormimos. Dispersa rápidamente la humedad gracias a que hace vibrar el agua a gran velocidad para descomponerla. Da como resultado un vapor frío, puro y refrescante.

Beneficios de usar un Humidificador

  • Reducirás la posibilidad de que se resequen los ojos los labios o la piel. Estos sintomas pueden empeorar a causa de la escasa humedad en el ambiente.
  • Reduce los síntomas de enfermedades respiratorias como asma, alergias, catarros, gripes, etc.
  • La estancia donde tengas el humidificador será mucho más agradable y saludable para tu bebé.
  • Evita la aparición de grietas en la pintura de las paredes o en el barniz de los muebles. Las paredes que más se estropean con un ambiente seco son las paredes que tienen papel pintado, en estas los bordes se suelen despegar.
  • Evitarás que las plantas de interior se sequen aunque las riegues.

DESHUMIDIFICADOR

La misión de un deshumidificador es justo la contraria de un humidificador. Se utiliza para reducir la humedad en el ambiente. Dan solución inmediata y eficaz a todos los problemas originados por el exceso de humedad. Se suelen usar en verano y logran que el calor no sea tan pegajoso y desagradable. Con un deshumidificador pasaremos menos calor en verano, ya que la humedad en exceso hace que la sensación de calor sea mayor. Menos frío en invierno, ya que unos niveles altos de humedad hacen que la sensación de frío sea mayor.

Si hay humedades en casa y se sufre de algún problema respiratorio como asma o cualquier tipo de alergia, lo más recomendable es hacerte con un deshumidificador ya que favorecerá una mejor calidad del aire.

Otras señales que nos indican que hay que empezar a pensar en comprar un deshumidificador es cuando aparecen señales de humedad en casa. Cuando aparecen manchas de moho, olor a humedad, el uso del deshumidificador evita la condensación de agua en el hogar y así será menos probable que aparezca el temido y odiado moho.

Al igual que el humidificador, funciona con electricidad. Aunque hay modelos que no son eléctricos, se les coloca una tableta deshumidificadora y va captando la humedad del ambiente y eliminándola en una cubeta que lleva el dispositivo.

Existen gran cantidad de modelos y características, dependiendo de las necesidades y del bolsillo de cada uno. Nosotros hemos optado por un deshumidificador económico y muy cómodo de transportar de una estancia de la casa a otra. Se trata del deshumidificador  Aero 360º de Rubson. Se trata de un aparato pequeño y discreto, ideal para estancias de menos de 55 m². Funciona con una tableta deshumidificadora que va captando la humedad y la vierte en una cubeta. Algunas de estas tabletas son aromáticas.

Beneficios de usar un Deshumidificador

  • No hay que instalarlo, solo hay que vaciar el depósito donde se acumula el agua condensada periódicamente.
  • Mejora los síntomas de los problemas respiratorios, como alergias o asma. Esto es así porque elimina los ácaros y el moho que son los causantes de gran parte de los problemas respiratorios.
  • Mejora la artritis y otros problemas Óseos. La humedad no es la principal causante de estos problemas, pero ayuda a agravar los síntomas en personas que ya lo padecen.
  • Elimina la  existencia de los odiados ácaros y con ellos desaparece el moho y la posibilidad de que aparezcan los temidos hongos.
  • Previene la aparición de humedades en las paredes porque previene la condensación ya que el deshumidificador actúa sobre el exceso de humedad.
  • Previene la corrosión de aparatos eléctricos, superficies metálicas y tuberías.
  • Ayuda al ahorro energético en climatización.
  • Acelera el secado de la ropa. En lugares con mucha humedad el proceso de secado es más lento y a la ropa se le adhiere un molesto olor a humedad.

Si no tienes muy claro si necesitas un humidificador o un deshumidificador. Lo más práctico será que compres una estación meteorológica interior. Una herramienta muy práctica que además de ayudarte a saber cual es el grado de humedad que hay en tu hogar también mide la temperatura, las previsiones meteorológicas y mucho más.

Entre una gran variedad en el mercado, nosotros destacamos la marca Herter, que tiene estaciones de todos los precios y con una gran variedad de características.

Esperamos haberte ayudado a decidir qué se adapta mejor a tu hogar. Si te ha gustado, si no te a gustado o si tienes cualquier pregunta o duda nos encantaría que nos la dejaras en los comentarios. A continuación te dejamos el enlace a los productos que te hemos mostrado para que les eches un ojo si estás interesado. ¡Aplícate tutuerca y se feliz!

Compartir:
¡Ahorra tiempo y dinero! Regístrate y te enviaremos las mejores ofertas para ti

2 comentarios en “¿HUMIDIFICADOR O DESHUMIDIFICADOR? Todo lo que necesitas saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *